Los beneficios de los sofás cama para hostels y albergues

Muchos propietarios de hostels y albergues se preguntan si deben contar con sofás cama. ¿Es rentable disponer de ellos? ¿No son algo propio de las viviendas particulares y de las casas que no pinta demasiado en hostels o en albergues?

En realidad, los sofás cama son una de las mejores inversiones que pueden hacer los albergues y los hostels de cara a mejorar sus servicios y conseguir maximizar su margen de beneficios todo lo posible. El primer beneficio que ofrecen los sofas cama es bastante claro de ver: Un sofá cama puede ampliar la oferta de camas ante un pico de demanda, como podría ser la temporada alta, unas fiestas del pueblo o ciudad o un evento deportivo de primer orden que hace que, de pronto, necesitemos alojar a mucha más gente.

Además, lo bueno del sofá cama es que nos permite aumentar la capacidad de los hostels y los albergues sin poner en compromiso la comodidad ya que, muy al contrario, la mejoran. ¿Cómo es esto posible? Muy sencillo: Una habitación con dos camas y un sofa cama, no sólo puede alojar a dos personas en una situación normal y a tres en una excepcional, sino que, mientras esa habitación sea usada por dos personas, la habitación con sofá cama será vista como una habitación que además de dos camas cuenta con un cómodo sofá, por lo que la calidad global y la experiencia del usuario mejorará notablemente.

El sofá cama es un verdadero comodín para hostels y albergues

Además, el hecho de contar con sofás cama en los hostels y los albergues, refuerza sin duda el lado entrañable y familiar del alojamiento. Un sofá cama es algo que todos asociamos a nuestras casas y a recibir invitados. El poder alojarlos en uno de ellos, permite que nos sintamos como si estuviésemos en nuestra casa, o mejor dicho, en la casa de algún amigo o familiar en la que nos quedamos a dormir, con el fuerte impacto psicológico positivo que esto genera en el huésped.

Otra de las grandes ventajas de los sofás cama, además de mejorar el aspecto de la habitación cuando están colocados en forma de sofá, es que pueden ser utilizados para equipar y amueblar otras estancias más diáfanas en las que realizar actividades de ocio, permitiendo a los hostels y a los albergues disponer de este tipo de espacios. Por ejemplo, un albergue puede tener un cuarto de lectura o una sala de espera equipada con sofás en la que los huéspedes pueden jugar a juegos de mesa o relajarse durante las tardes; y, ante una necesidad, reubicar esos sofás camas en habitaciones para darle un uso de cama.

Por todas estas razones, la versatilidad y la comodidad que nos da un sofá cama, así como el hecho de poder adaptar y readaptar nuestras habitaciones y estancias a las diferentes necesidades de los viajeros o a los picos de demanda hacen que este mueble sea el mejor aliado de los albergues y hostels a la hora de conseguir la flexibilidad, la elegancia y la comodidad necesaria. El sofá cama es el verdadero comodín de los hostels y albergues.

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.

Madrid