¡Bebé a bordo! Cómo proteger a tu sofá de los peques de la casa

Los bebés son la alegría de la vida y cuando llegan a la casa la revolucionan por completo para bien…pero en algunos pequeños detalles no resultan tan positivos más que para nosotros, para la supervivencia de nuestro mobiliario o nuestros delicados tapices, por eso hoy explicamos cómo proteger a tu sofá de los más pequeños.

 

 

Los cubridores de sofás serán tus mejores complementos

Los bebés son tan encantadores como amenazantes para los delicados entornos decorativos como pueden ser los sofás de la casa, y es que sus pequeños movimientos inquietos y sus tendencias a las babas o los vómitos son un peligro para la conservación de cualquier tapiz o superficie delicada.

Por suerte, tu sofá tiene posibilidades de sobrevivir gracias a la inmensa evolución de universo del estilo y la decoración y las nuevas habilidades para diseñar fantásticos cubridores que protegen la integridad de los muebles más sensibles sin generar un atentado contra la estética de tu impecable hogar.

La separación de zonas os hará felices a todos

Si tienes la grandísima suerte de tener un lindo bebé en casa y se conjunta con la enorme suerte te tener varias habitaciones separadas en el inmueble será una estupenda idea traspasar por un tiempo la vida familiar a la sala menos agresiva con el sofá menos novedoso, al menos por un tiempo prudencial en el que las costumbres todavía son muy aparatosas.

Si separas los espacios de tu casa o usas diferentes cuartos mientras tu hijo es todavía un pequeño traste, podrás conservar el mejor sofá en la sala para visitas o el comedor y corretear con el bebé en otra zona menos impactante; sabemos que solo es apto para casas grandes, ¡pero tal vez encuentres tu método de separación también si tienes un piso pequeño!

Elementos decorativos con truco

En el caso de que tengas más de un sofá en casa y no quieras hacerte repetitivo con los cubridores de sofás o simplemente no van con tu criterio estético, ¡no desesperes! Puedes buscar elementos decorativos que te sirvan de protector y coincidan con tus gustos ya que existe mucha variedad hoy en día: mantas, bordados o telas decorativas que no temas estropear en manos de tu bebé.

Trasládalo a él con sus pertenencias

Cuando los bebés se hacen un importante hueco en casa y ganan terreno no hay sofá que pueda con ellos, así que otra buena opción es traer a la zona de descanso a tu bebé con sus propias cosas, sus mantas, su minisofá de bebé, sus utensilios… “manchables” y perfectamente distribuibles sobre tu sofá como elementos de protección.

Con suerte, tu bebé será de los tranquilos y tal vez una de sus mantitas o cualquier elemento suave ideado para los pequeños lo tendrá entretenido y relajado sobre su propia versión de sofá sin alterar el tuyo, así que ten ojo cuando le compres sus propios elementos ya que pueden ser tu salvación y también la de tus muebles más preciados.

 

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.