Los sofás más famosos de la historia del cine

El cine nos has dejado multitud de experiencias inolvidables que hacen que muchos de los elementos que se usan para la ejecución de las escenas de las películas se hayan convertido en verdaderos objetos de culto. El guante de Gilda para los más clásicos o la varita de Saúco en la última película de la saga de Harry Potter como referencia más actual, es solo una muestra de lo que la megalomanía puede llegar a adorar.

 

Los elementos del hogar también pueden llegar a ser muy significativos y verdaderos símbolos de escenas de cine inolvidables. Nadie olvida la majestuosa chimenea de Ciudadano Kane o la ambientación conseguida en la casa de Frodo Bolsón en la primera parte del Señor de los Anillos. Los muebles forman parte importante y entre ellos el sofá aún más.

En este artículo vamos a hablar de los sofás de cine donde se han desarrollado las escenas más inolvidables del séptimo arte.

Vamos a comenzar con una de las películas más representativas del cine español: Mujeres al borde de un ataque de nervios. Esta película destaca por muchos aspectos entre los que el interiorismo y la decoración cobra mucha importancia durante la gran parte del film. ¿O acaso te imaginas la famosa escena del gazpacho sin que todos estén sentados en uno cómodos sofás?

En el cine clásico existen muchas escenas inolvidables que transcurren en un sofá. En Titanic Rose se tiende desnuda en un bonito sofá clásico para que su amado la dibuje tras pronunciar una de las frases más repetidas del cine. Este mueble se presenta como el marco incomparable de la belleza del protagonista que se muestra libre de sus ataduras sociales gracias al amor.

En El apartamento del genial Billy Wilder, muchas de las escenas transcurren en este diminuto espacio donde los personajes desarrollan sus tramas. Mr. Baxter y Fran interpretados, por Jack Lemmon y Shirley McLane, demuestran de manera constante su mala suerte con el amor. En este clásico del cine el sofá es parte de la escena final (no contamos más para evitar hacer spoiler)

Existen escenas emblemáticas del cine que se desarrollan en un sofá

En el más reciente éxito en el cine Parásitos, también el sofá cobra especial importancia al igual que el resto de la casa. Podemos ver como sus protagonistas realizan confesiones muy importantes en torno a este mueble que además resulta necesario para las escenas más delirantes. En este caso es un sofá de lujo amplio acorde con la vivienda donde se desarrolla gran parte de la trama.

También el drama se puede dar en un sofá de cine y ahí tenemos la increíble obra adaptada al cine de Yasmina Reza Un Dios Salvaje donde los personajes entran en conflicto sobre todo en torno a un par de sofás en el salón. Una trama increíble que sin duda no te dejará indiferente.

Y si quieres comprobar cómo un sofá puede contribuir a crear una determinada atmosfera, presta atención la próxima vez que vea Blade Runner. Si algo destaca de su apartamento es el diseño de sus muebles y, en especial, de su sofá. El cine encuentra en este mueble un gran aliado para conseguir un ambiente perfecto para reforzar la trama.

Siempre se ha dicho que el arte imita a la vida, y el cine también lo hace. Si hay algo evidente es que nuestros sofás forman parte de nuestro día a día y que son el escenario donde se desarrollan muchas de las tramas de nuestra vida. Por eso este mueble siempre será parte importante de las historias que se cuentan en las películas.

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.

Madrid