Cómo mover un sofá en una mudanza

¿Vas a mudarte de casa? Hacerlo puede suponerte algún que otro quebradero de cabeza, sobre todo, si tienes un mueble grande como un sofá. ¿Cómo transportarlo en una mudanza sin dañarlo? En Galerías del Tresillo te vamos a dar algunos consejos para que no te preocupes por esto. Te aseguramos que hay trucos que te ayudarán a conseguir mover tu sofá sin que este salga perjudicado.

 

Pide ayuda para la mudanza

Este es uno de los consejos más valiosos que te damos desde Galerías del Tresillo. No intentes mover un sofá por tu cuenta, sobre todo, si este es grande. Cuenta con alguien que pueda echarte una mano con la mudanza y que pueda ayudarte a transportar este mueble tan grande sin que tengas ningún problema.

Al tener ayuda no tendrás que arrastrar el sofá por el suelo (algo que puede dañar las patas y, también, el parquet). También evitarás dejarte la espalda haciéndolo y los problemas que supondrá trasladarlo de una habitación a otra a través de las puertas, incluso bajarlo por las escaleras. Pero de esto hablaremos a continuación…

Levanta el sofá al pasarlo por las puertas

Las puertas son un problema. ¿Cómo puedes pasar tu sofá por ellas? Pues un consejo es levantar el sofá y, si es posible, quitarle las patas. Así ocupará menos y será mejor girarlo. Si puedes hacer lo mismo con el respaldo, estupendo. Los sofás con chaise longue que encontrarás en Galerías del Tresillo los puedes desmontar, de hecho, mover el chaise longue será lo más fácil porque ¡es lo que menos ocupará!

También será interesante colocar el sofá en posición vertical para girar en las esquinas sin problemas. El asiento lo deberás orientar hacia el giro, verás que así es mucho más fácil mover tu sofá en una mudanza. Con estos consejos no deberías tener dificultades para trasladar tu sofá hasta la puerta de salida.

Cuidado con las escaleras

Va a ser difícil que puedas trasladar tu sofá en el ascensor, a menos que sea pequeño y le hayas podido quitar determinadas partes que hagan más fácil moverlo. Aquí también influirá el tamaño del ascensor. En el caso de que no te quede otra que bajarlo por las escaleras, ten cuidado y presta atención a los siguientes consejos.

Lo mejor que puedes hacer es dejar que la persona que más fuerza tenga se encargue de quedarse en la parte de superior del sofá al bajar las escaleras. Puedes ser tu o quien te esté ayudando. En todo momento hay que ir despacio, con cuidado y sin prisas, y prestar atención a los consejos anteriores sobre los giros que te vendrán bien para hacer esto cuando llegues al final de cada pasillo.

La comunicación y la tranquilidad son imprescindibles

A pesar de todos los consejos anteriores para mover un sofá en una mudanza es muy importante que haya una buena comunicación con quien te ayuda. Informarle de los giros, de cuándo hay un obstáculo o de si hay algún problema es necesario para que, entre ambos, podáis mover el sofá sin dificultades.

Asimismo, a pesar de que una mudanza siempre resulta estresante, hay que conservar la calma. Mover un sofá con estrés y rapidez provocará altercados como que este no pase por una esquina o no logres sacarlo de una habitación. Esto te frustrará, incrementará tu estrés y puede que termines dañando este mueble. Evita esto respirando profundo y, también, gestionando tu mudanza con tiempo.

En Galerías del Tresillo puedes encontrar el sofá que necesitas si el que necesitas trasladar se te queda corto para tu nuevo hogar. También, puedes encontrar otro (un chaise longue, un sofá cama) si te hace falta desechar el tuyo porque ya tiene algunos años y está deteriorado. Tenemos lo que te hace falta.

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.