10 razones por las que un sofá rinconera ayuda a ahorrar espacio

 

A la hora de decorar nuestro hogar, uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos es la redistribución del espacio. Los quebraderos de cabeza serán mayores cuando la estancia fuese demasiado pequeña. Comprar un sofá rinconera se convertirá en una solución perfecta para aprovechar al máximo el espacio disponible.

 

Novedosas técnicas como el karma o el feng shui consiguieron su apogeo gracias a sus iniciativas de transformar el espacio para lograr una mejora de las condiciones ambientales, el bienestar y la armonía general del individuo con su entorno. Aunque parezca extraño, la falta de espacio puede despertar un elevado nivel de estrés en las personas, que tendrán que amoldar su mobiliario y sus pertenencias a unos pocos metros cuadrados. Uno de los principales problemas lo encontramos a la hora de seleccionar los muebles. ¿Qué tamaño es el idóneo para que el mobiliario sea práctico y a la par no nos genere angustia? Para el salón, lo ideal será comprar un sofá rinconera.

No obstante, no siempre es correcto asociar el sofá rinconera con domicilios pequeños. Esta es una opción cada vez más repetida entre aquellos hogares que gozan de grandes dimensiones y que buscan un sofá amplio, práctico, acogedor y económico. Dice el refrán que quién más tiene más quiere. Y es verdad, pues comprar un sofá rinconera puede ser una inversión a largo plazo en el espacio de nuestro salón, nuestro comedor o el dormitorio.

Si aún no acabas por decidirte, te mostramos 10 razones por las que un comprar un sofá rinconera se convierte en la mejor solución frente a los problemas de espacio:

1. Aprovechamiento del espacio del habitáculo: Cada vez son más los hogares, individuales o familiares, que optan por comprar un sofá rinconera como el sofá para su hogar. Si tenemos un salón de reducidas dimensiones y el objetivo es aprovechar al máximo el espacio para que quepan otros muebles y nuestra estancia no pierda movilidad, un sofá rinconera nos garantizará la amortización de los metros útiles. Las esquinas, zonas aparentemente desaprovechadas, se convertirán en espacios prácticos para la colocación de estos eficientes sofás caracterizados por su confortabilidad y utilidad.

2. Versatibilidad: A pesar de estar ideados para su colocación en esquinas, si contamos con una estancia de gran amplitud, podremos ubicarlos en cualquier punto.

3. Espacio extra: Cuando tenemos el problema de que recibimos a muchos invitados y familiares y no sabemos dónde sentarlos, porque nuestro sofá tradicional se queda pequeño, este mobiliario aportará una sensación de comodidad, amplitud y espacio. De este modo, las personas podrán sentarse, e incluso tumbarse, en el sofá rinconera sin entorpecerse.

4. Cama para invitados: A raíz de lo expuesto anteriormente, si la velada se alarga y queremos ofrecer a nuestros huéspedes una cama improvisada para descansar, el sofá rinconera será la mejor opción. No es necesario contar con camas supletorias o colchones hinchables. Lo mejor es comprar un buen sofá rinconera.

5. Innovador diseño: Se recomienda escoger un diseño discreto, ya que debemos recordar que un sofá rinconera es el resultado de la unión de dos sofás, es decir, de dos piezas de gran tamaño y volumen. Es cierto que el mercado se ha ampliado muchísimo y que los tapizados y texturas han cambiado, ajustándose al estilo de cada hogar, pero lo mejor siempre será optar por tonalidades pasteles y colores apagados.

6. Producto económico: A un módico precio, por menos de lo que imaginamos, contaremos con un sofá idóneo para el aprovechamiento del espacio.

7. Las mejores prestaciones: Los modelos más innovadores de sofás rinconeras, como los ofrecidos por Galerías del Tresillo, presentan las mejores tecnologías; como el asiento metálico deslizante, los cabezales reclinables ajustables, asientos de poliuretano o la fibra hueca.

8. Una mesa, el complemento perfecto: Cuando hayamos comprado un sofá rinconera, el siguiente paso será utilizar como complemento una mesa de centro que facilitase su uso desde cualquier parte del sofá. Es importante que el tamaño de la mesa fuese acorde al volumen del sofá.

9. Combinable con un puf: Dentro de nuestra intención de aprovechar el espacio, si el salón es demasiado grande podríamos combinar el sofá rinconera que hemos comprado con un puf. Éste podría colocarse en el extremo de la mesa al que no llegase el sofá, sirviéndonos como asiento, mesita auxiliar o incluso como reposapiés.

10. Perdurabilidad: Comprar un sofá rinconera es hacer una inversión a largo plazo. Es necesario preservar su cuidado y evitar los malos hábitos que pudiesen ocasionar manchas o quemaduras en su tapicería. Sus asientos de poliuretano garantizarán el buen estado de los cojines por mucho tiempo. Además, estos cojines serán desenfundables, lo que otorga mayor facilidad a la hora del lavado.

Last modified onMartes, 28 Julio 2020 06:34

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.

Madrid