Cómo ayuda un chaise longue a la distribución de una habitación

Una de las consideraciones más importantes para amueblar una habitación es la distribución del espacio. Se pretende querer dar fluidez a la habitación para que se pueda transitar por ella sin obstáculos. A su vez, también se pretende que todos los elementos cumplan con su finalidad funcional.

 

A la hora de distribuir los muebles, merecen más atención aquellos que van a ser más utilizados. Requieren que su ubicación permita su fácil acceso y que a la vez permita disfrutar de su comodidad. Tal es el caso de los chaise longues.

Por su particular forma en L, un chaise longue nos puede plantear dudas de como colocarlo. Nunca vamos a querer cortar el paso por lo que se tenderá siempre a colocar la parte que sobresale pegada a la pared aprovechando el hueco de una esquina. A estos efectos se usa también como rinconera para que haya más plazas de asiento.

Está disposición es la habitual para habitaciones alargadas. El inconveniente es que se favorece el efecto pasillo que hace que aumente la sensación de estrechez. Los muebles están pegados a la pared a ambos lados de la habitación. La distribución sólo permite el paso por una única línea.

Una buena alternativa para cambiar la distribución es aprovechar la forma del chaise longue. En vez de colocar la parte que sobresale contra la pared se puede colocar a la inversa. De esta manera se puede estructurar el espacio separando ambientes. Con la ayuda de una estantería se puede realizar una interrupción visual no demasiado brusca que ayude a que el espacio sea más intimo.

Normalmente el chaise longue se colocará en la zona de la casa que queramos estar más cómodos y relajados. Parte de esa comodidad viene por la sensación de recogimiento. Buscamos no estar expuestos a miradas indiscretas y la estructura del chaise lonque lo permite. La interrupción del espacio favorece la disminución del efecto pasillo y favorece la intimidad.

Siguiendo con la idea del chaise longue como delimitador del espacio, podemos usarlo en aquellos puntos donde queramos realizar reuniones sociales mas distendidas. En combinación con otros sofás y sillones quedará un espacio donde estaremos todos de frente y se favorecerá la comunicación.

Las ventajas de las chaise longue

Quizás lo veas mas claro con una imagen mental. Imagina un rincón de tu terraza con un gran chaise longue junto con sillones. Es un lugar perfecto para reuniones con amigos. Si además añades una gran mesa de café podría ser el lugar perfecto para un picoteo o para tomarse unos vinos.

El que definiría este espacio sería el chaise longue. Con su particular forma quedaría bastante claro cual sería la zona de reunión. Su versatilidad facilitará de nuevo la comodidad en el espacio.

La misma idea puede servir para crear espacios en torno a un televisor o una chimenea No tiene que temer romper el espacio siempre que lo hagas para crear ambientes. La idea de separación puede ayudar a la fluidez del espacio. El tránsito no lineal en una estancia da una sensación más dinámica. El movimiento se dirige hacia donde causa menos molestia.

Sigue este concepto y podrás aprovechar al máximo tus habitaciones ya sean grandes o pequeñas. La distribución no existe sólo para “encajar” muebles. También sirve para crear espacios donde se desarrolla tu vida diaria.

El chaise longue cumple así con otra función añadiendo una característica más a sus funcionalidades. La comodidad u la maximización del espacio hacen que sea un mueble fundamental para cualquier salón. Aprovecha las ventajas que puede dar este mueble y cambia de aires tu habitación preferida.

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.