Cómo desmontar un sofá para una mudanza

A la hora de llevar a cabo una mudanza, uno de los elementos más pesados de la casa que trasladar es el sofá del salón. Por aparatoso y, cómo no por su peso, necesitaremos de maña y de saber ciertos trucos de cómo desmontar un sofá para una mudanza para no romperlo o, incluso, para luego conocer cómo se monta verdaderamente.

Si pronto vas a realizar una mudanza y la vas a llevar a cabo por ti mismo para ahorrarte un dinero en el porte de todos tus muebles y enseres, debes ser especialmente cuidadoso con uno de los elementos de casa. El sofá, uno de los muebles principales y más pesados que, pese a su aparente robustez, puede sufrir algún que otro daño en el traslado del lugar de origen al lugar de destino. ¿Cómo desmontar un sofá para una mudanza?

Bien, puedes desmontarlo o si puedes trasladarlo sin desmontarlo. Es decir, cubrirlo con un plástico o sábanas viejas para que la tapicería no se dañe ni sufra ningún rasguño que te obligue a realizarle alguna que otra reforma o reparación. Pero por lo general, en las mudanzas de sofás siempre habrá que desmontarlo. Su tamaño o detalles como las patas del sofá, por ejemplo, nos obligan a ello. Veamos cómo desmontar un sofá para una mudanza.

Si tienes un sofá chaise longue es muy fácil, tan solo tienes que desmontar esta parte del tresillo y acordarte muy bien de cómo está sujeta, sin perder nada. Si tu sofá es reclinable y utiliza electricidad para mover ciertas partes como el asiento o el reposapiés, lo primero que debes hacer es desenchufarlo. No quieras sufrir quemaduras o electrocutarte.

El siguiente paso es desmontar la parte posterior del sillón reclinable que variará según el fabricante. Pero ante todo lo que debes hacer al saber cómo desmontar un sofá para una mudanza es observar las costuras en la parte trasera del tresillo ya que hay fabricantes que colocan ahí las palancas que liberan la parte posterior del sillón reclinable del resto del sofá. Cómo no, necesitarás un destornillador.

Si por el contrario, no encuentras dichas palancas inclina el sofá sobre su parte trasera y lo que debes hacer es buscar los tornillos en la ubicación donde el respaldo del sofá se conecta al asiento. No sufras, en algunos tresillos solo necesitarás quitar la parte del respaldo que se reclina. Y en otros quitar el velcro que une el sofá con un panel de tela. Al levantar o retirar el panel, podrás ver  diferentes palancas y tornillos que ayudan a mantener las partes del sofá juntos, como pueden ser los apoyabrazos.

Un truco para saber cómo desmontar un sofá para una mudanza o más bien para saber cómo volverlo a montar es tomar fotografías con zoom de todo el proceso. Bien, más tarde es recomendable que coloques los herrajes que quitaste de la parte posterior del sofá reclinable en una bolsa etiquetada con cierre de plástico. Sé ordenado y mantén las tuercas, pernos, tornillos, arandelas y otras piezas de las distintas secciones del sillón en bolsas de plástico separadas.

Y para el reposapiés, quita sus tornillos. Inclina el sofá para delante, observa cómo está unido al sofá y separa esta pieza de sus bisagras. El resto de los componentes son de fácil extracción ya que apenas suelen estar unidos con unos tornillos que desenroscar y enroscar. Acuérdate de no perderte ningún paso y de cuidarlo en su traslado, evita así resultados irreparables para tu sofá.

 

deja un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requerida donde se indica. No está permitido el Código HTML.

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.