El sofá perfecto donde practicar sexo

Después de la cama, el sofá es el lugar preferido de la casa donde dar rienda suelta al deseo y al amor y practicar sexo con tu pareja… o no. Y más ahora en verano, con tantas vacaciones donde las noches y las sobremesas se alargan y estamos tan a gusto viendo la televisión a merced del aire acondicionado del salón pero, ¿cómo debe ser el sofá perfecto donde practicar sexo? ¡Toma nota!

Mucha gente fantasea sobre los lugares donde practicar sexo: que sin en lugares públicos, en playas desérticas, en el avión, en algún lugar de la casa… pero a la hora de verdad siempre recurrimos a los mismos lugares: la cama y el sofá. Éste se ha convertido en uno de los mejores lugares para pasar un rato con el deseo a flor de piel y la adrenalina a tope junto a tu pareja o tu ligue… y más en verano, donde el porcentajes de affaires aumenta considerablemente simplemente por el mero hecho de estar de vacaciones.

Cualidades del mejor sofá para tener sexo

Pero claro, no todo sofá vale para disfrutar de una experiencia sexual ya no solo placentera, sino cómoda. Di adiós a los moratones, a las posturas imposibles, a terminar en el suelo o con algún que otro golpe con la mesita de centro y decántate por el mejor sofá donde practicar sexo…

Sofá cama. Elige sin duda un sofá cama. Imagina estar en el salón con el aire acondicionado puesto y con la televisión, comodidades que quizás no tengas en tu habitación. ¡Y salte la chispa! Tan solo debéis transformar el sofá en cama y ¡empezar!

Reclinable. Otra opción para ganar espacio y poder experimentar con más posturas placenteras es el tema de los sofás reclinables. Os sentiréis cómodos y espaciosos para practicar sexo como si de una cama se tratara.

Sofás chaise longue. Qué duda cabe que el sofá chaise longue es una de las mejores opciones para tener sexo con tu pareja o tu ligue de turno. Un espacio amplio y en vertical donde poder estar entrelazados sin problema.

Cómoda suspensión. La base del sofá es imprescindible para tener buen sexo. Éste no debe pecar por su dureza, es mejor tener una base mullida, cómoda, suave… que os permita saltar, disfrutar y desfogaros, cómo no.

Brazos desmontables. Molestias ni una. ¿Qué es un impedimento para poder encajar los dos cómodamente? Optar por sofás con brazos desmontables es una excelente opción. Cuando acabéis con vuestra tórrida escena, volvéis a montar el sofá y sin problema.

Sofás de tela. Sin duda los sofás de tela son mucho más cómodos que los sofás de piel para practicar sexo más que nada porque en verano, con el calor y el sudor la piel del sofá puede resultar hasta pegajosa. Con la tela esto no ocurre. No obstante podéis poner una manta o cubresofás para protegerlo.

Asientos de Poliuretano Uniforme. Muchos de los sofás de Galerias del Tresillo disponen de este tipo de asientos, todo un plus en estos momentos de pasión. Están fabricados con una capa de poliuretano de diferentes densidades forrados con fibra de boata de 350 gramos.

Y ahora, ¡qué disfrutéis, pareja!

Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.